La Productividad

By

La Productividad

EDITORIAL

LA PRODUCTIVIDAD
La palabra Productividad ha tenido diferentes acepciones según quién la ha mirado y operado. Para nosotros productividad es la relación entre los recursos invertidos en un emprendimiento y los resultados que obtenemos. A iguales resultados cuanto más invirtamos en la búsqueda de un logro menor productividad vamos a tener.

Dicho de otra manera mayor va a ser la improductividad que tengamos. Es sano reconocer (salvo excepciones) que Uruguay se ha caracterizado por prestarle poca atención al tema.

Cuando digo Uruguay me refiero tanto a Empresarios que (lo hacen muchas veces cuando tienen la soga al cuello, productos de crisis internacionales o nacionales como las que vivimos en el 2001), me refiero a los trabajadores que por muchos años la palabra productividad fue sinónimo de mayor explotación y me refiero a la clase gobernante que muchas veces no logra compenetrarse, en la realidad, con la importancia de tener un estado eficaz y eficiente.

Esto aunado a que el Uruguay es un país privilegiado del punto de vista de su suelo y su clima, sin grandes sobresaltos climáticos, ni desastres ecológicos y que ha vivido (al igual que crisis) grandes períodos de bonanza económica ha llevado a construir una cultura del menor esfuerzo y de la improductividad. A diferencia de otros países como los países Nórdicos, (calvinistas y luteranos), no tenemos una “Religión – Cultura”, que como en dichos países haga del trabajo y de la productividad un “deber” integrado a la vida misma. Nacimos “Orejanos” y con todo lo lindo que esto puede tener, si hoy no le hacemos punta al lápiz y sabemos certeramente nuestros costos y en donde se nos “va la Productividad”, vamos a estar siempre corriendo de atrás y perdiendo terreno, en relación al contexto mundial y o nacional.

Perder terreno implica perder mercados, perder puestos de trabajo, perder crecimiento, etc.
Por todo esto es que debemos proponernos aportar cada uno donde esté ubicado o donde pueda ubicarse en la creación de un país productivo.

En este primer Editorial sobre LAPRODUCTIVIDAD, solo diremos que para nosotros es un tema CULTURAL, que es ahí donde debemos dar y donde vamos a dar la batalla, donde se gana o se pierde. Si no hay un profundísimo cambio cultural y como todo cambio cultural es lento tremendamente lento, el Uruguay no va a aprovechar y no digo en un gobierno, digo genéricamente, en su devenir, las oportunidades que hoy tenemos por delante.

Ese cambio cultural debe de comenzar (en algunos casos ya está andando en otros aún en pañales) por las cabezas, por los responsables o sea por los gobernantes, empresarios, y dirigentes sindicales, que hagan de la productividad un eje de intervención que nos permita como país, ganar más y repartir mejor.

Para esta batalla cultural debemos de pensar que es posible, construir y fortificar un país productivo, y para terminar les quiero dejar una hermosa fábula de Bucay que muestra como el encadenarse a ciertas ideas nos condiciona el futuro.
Ing. Daniel Heugas

About the author

administrator

Leave a Reply